Los lunes de Marx Madera: Aniversario del asesinato de los Abogados de Atocha

Lunes, 23 Enero, 2017 - 19:30
Lugar: 
Plaza de la Asociación, 1. Orcasitas

Un doloroso aniversario que nos debe servir para no perder memoria, entendimiento ni voluntad. Como precuela al justo homenaje que se le va a ofrecer, en el recuerdo, a Miguel Sarabia, (superviviernte de aquel atentado y persona ligada al trabajo sociopolítico en el Distrito de Usera),  en el Centro Cultural Meseta de Orcasitas unos días más tarde (Viernes, 27 de enero) y en el que Marx Madera colaborará con todo su entusiasmo, hemos pensado que debíamos completar el homenaje con una reflexión previa, con posibilidad de debate, sobre lo que significaron en su día los despachos de abogados laboralistas, organizados en el marco de CC.OO. con una intensa aportación del PCE, como instrumentos de defensa de los derechos laborales de los trabajadores y como ámbitos donde la lucha sindical se extendía al campo de la movilización ciudadana.

Pero este recuerdo debe servirnos también para no olvidar aspectos políticos fundamentales de la siempre nombrada y poco profundamente explicada Transición y para reflexionar sobre el estado actual de la defensa de los derechos laborales... y ciudadanos. Entendemos que será bueno que lleguemos al homenaje a Miguel Sarabia para reconocer su ejemplar trayectoria personal y su categoría humana con una visión actualizada de lo que en su contexto significó su compromiso y el de tantas otras personas militantes que estuvieron en la lucha por las libertades y los derechos que el franquismo primero y sus herederos después han tratado siempre de negar o inutilizar.

Ya lo saben. El lunes 23 tienen una cita con nosotros y con su propia memoria. Porque no nos podemos creer que no se acuerden. Quizás tengamos que comparar lo que cada uno de nosotros recordamos pero estamos seguros de compartir algo más que la literalidad de una cruel noticia que en su momento nos conmovió. Y para ayudarnos a debatir con nuestros recuerdos tendremos la generosa y esforzada colaboración de Miguel Medina Fernández-Aceytuno, cómo no, abogado laboralista.